Desde que el pasado día 13 se decretara el estado de alarma estamos viviendo una situación totalmente única y excepcional. Sabemos que la cuarentena no es, ni será fácil y desde Proyecto Aprende nos gustaría aportar nuestro granito de arena con algunas pautas para que los más pequeños de la casa puedan llevarla de la forma más adaptativa y amena posible.

Las condiciones no son las mismas ni mucho menos, y debemos ser muy conscientes de ello, pero podemos usar diferentes estrategias para hacerlo más eficaz y llevadero.

1. Rutinas y tareas

 Es muy importante seguir manteniendo una rutina. Comer, cenar, levantarse y acostarse a la misma hora de siempre, especialmente si hay un TDAH ya que esto le aportará sensación de control, tranquilidad y estabilidad.

Mantener una rutina implica, por supuesto, dedicar tiempo a las tareas del cole. Se recomienda buscar un espacio en casa y un horario fijo dedicado a ello, les ayudará a concentrarse mejor y a asimilar que ese tiempo exclusivo para dichas tareas. Recomendamos también incluir el ejercicio físico. La actividad va a bajar considerablemente, pero no por ello debemos renunciar por completo a ella. Y es aún más recomendable si el niño tiene la presentación hiperactiva.

Todas estas rutinas se pueden plasmar en un horario, hacerlo entre todos y ponerlo en un lugar visible de la casa.

2. Autocuidado

Un aspecto que hay que seguir manteniendo es el autocuidado. Aunque no salgamos de casa es muy importante seguir con nuestra rutina de arreglarnos, tanto los niños como nosotros, entender que no estamos de vacaciones y hay que llevar una vida lo más normal posible. Además, con este tipo de tareas, vestirse, ducharse, hacer su cama o incluso ayudar en tareas de casa fomentan el desarrollo de su autonomía y responsabilidad.

3. Ocio y tiempo libre

El ocio es una parte igual de importante que las anteriores. Podemos aprovechar para entrenar distintas funciones ejecutivas como velocidad de procesamiento, flexibilidad, atención o memoria a través de juegos, ya sea solos o aprovechando quizás ese tiempo que ahora tenemos, jugando en familia. De esta forma pasaremos un buen rato y seguiremos trabajando estos aspectos.

En cualquier caso, no dudéis en escribirme para que os facilite material y los niños puedan seguir trabajando y para resolver cualquier duda o ayuda que os pueda surgir.